jueves, 15 de septiembre de 2011

La traducción de documentos académicos



Los documentos académicos que son objeto habitual de traducción oficial (diplomas,
expedientes académicos, boletines de calificaciones, homologaciones de títulos, certificados
de posición relativa del alumno en su promoción, etc.) son textos que comparten
características de las certificaciones, las diligencias y los textos administrativos. Su cualidad
más importante será la precisión, cualidad que prima casi siempre sobre la claridad y el buen estilo.


Los conceptos referidos en los documentos educativos no tienen equivalente en una buena
parte de los casos con los conceptos de la lengua a la que se traduce, dadas las enormes
diferencias existentes en los sistemas educativos y en el funcionamiento de la administración.

El estilo jurídico-administrativo es especialmente rico en fórmulas ya establecidas y que contribuyen a dar a sus textos un estilo característico. Existen diccionarios jurídicos que prestan especial atención a la fraseología, aunque lo normal es que solamente se atienda a los problemas terminológicos, documentándose esta información principalmente en diccionarios monolingües, bilingües o multilingües de Derecho, en formularios y en documentos equivalentes auténticos. Los diccionarios bilingües y todavía más los multilingües son obras muy poco fiables cuando se trabaja con sistemas de conceptos diferentes.

Los elementos que configuran un texto como jurídico-administrativo no se reducen a los
conceptos, la terminología y la fraseología. Tenemos además el estilo (la forma característica
de expresarse del jurista o administrador, que lo distingue del hombre de la calle o de otros
profesionales) y la estructura o configuración global del documento. Los documentos
equivalentes y los formularios son la única fuente documental para resolver los problemas de
estilo y configuración del texto.


Procedimientos de traducción

La traducción oficial de documentos educativos se caracteriza por un uso muy variado de
técnicas. Se acepta por muchos que dado que la traducción documental exige el mayor grado
posible de fidelidad (los textos traducidos por el traductor público tienen el valor de
documentos auténticos), la traducción deberá ser lo más literal posible.

Aunque no podemos rechazar la traducción literal como uno de los procedimientos a seguir en
este tipo de traducción (Introduction to Mathematics = Introducción a las Matemáticas), la
traducción literal no es posible cuando el concepto a expresar en la lengua de llegada no existe
en ésta (Bachelor of Arts = *Bachiller de Artes), caso que como ya hemos dicho se da con
inusitada frecuencia en los textos educativos; el resultado sería un término incomprensible en
la lengua de llegada.

Por tanto cuando nos encontremos con conceptos inexistentes en la lengua de llegada habráque pensar en otros procedimientos de traducción:

La definición: Bachelor of Arts = primer ciclo universitario de cuatro años de duración (su
ventaja es la perfecta comprensión del original).

El préstamo léxico sin modificaciones ortográficas: Bachelor of Arts = Bachelor of Arts (ofrece
la ventaja de la referencia inequívoca al original).

La traducción morfológica (palabra en la lengua de llegada que más se parece a la palabra de
la lengua de origen: Senate — Senado)

o en combinaciones de procedimientos que ofrecen sus respectivas ventajas: Bachelor of Arts
= Bachelor of Arts [estudios de cuatro años de duración correspondientes al primer ciclo
universitario]; grade 12 = grado 12 [curso correspondiente al último año de la enseñanza
secundaria, normalmente cursado a los 17 años de edad]

En otros casos, el problema no es la inexistencia del concepto, sino que, sin haber identidad,
existe un concepto equivalente desde el punto de vista institucional o cultural. Aquí la
traducción literal está prohibida y es necesaria la equivalencia: High School = Instituto de
Enseñanza Media

Mención especial entre los problemas de traducción de los textos que nos ocupan, los
educativos, merecen los falsos amigos, que aparecen con cierta frecuencia en los textos
educativos y que si reciben una traducción literal resultan en una traducción desastrosa:

College *Colegio
Secretary *Secretario
faculty *Facultad
School *Escuela
Arts *Arte
Bachelor *Bachiller
Class of *Clase de
lecturer *lector
etc..

Gran parte de los problemas de traducción de estos textos tienen que ver con los problemas
generales de la traducción de nombres propios (transparentes u opacos, con traducción o sin
traducción, identificación). Un caso muy particular se da con los nombres de universidades:
Universidad de Michigan puede ser el resultado de traducir University of Michigan o Michigan
University, que son dos universidades distintas. Aunque a veces una parte del problema se
resuelve con la mención del campus donde se localiza la Universidad (Universidad de Michigan
en Ann Arbor), en la mayoría de los casos sigue siendo buena idea mantener el nombre tal
como viene en inglés, incluso aunque se estime conveniente el hacer una traducción.

Los nombres propios de instituciones y cargos no admiten ningún tipo de traducción cuando
están incorporados en direcciones, p. e.
Princeton University
Dept. of Romance Languages
East Pyne Build. PRINCETON, NJ. 8544

Un caso especial de dificultad es el de las abreviaturas siglas y acrónimos que se utilizan en
estos tipos de textos. Su proliferación se debe, aparte de a la afinidad natural del inglés
norteamericano por estas formas, a los problemas de espacio que plantean los impresos de los
expedientes y que dan lugar a muchas abreviaturas de nueva creación con una sola aparición.
La consulta al interesado es práctica obligada en muchos de estos casos.

En muchos casos, los procedimientos deben ser diferentes para diferentes contextos:

Dartmouth College is... = Dartmouth College es

studied at a college [universidad dedicada fundamentalmente a la enseñanza del primer ciclo]

En el caso de la traducción de un texto español al inglés es imprescindible decidir en qué país
va a ser leída nuestra traducción, ya que habrá que ajustar la terminología y la fraseología a lo
propio de este país (los sistemas de calificaciones, los sistemas de examen, la organización
administrativa, los tipos de centros y los nombres que reciben, etc..., son muy diferentes por
ejemplo para los Estados Unidos y para Inglaterra). Habrá que recordar también las diferencias
ortográficas (enrolment y enrollment) y la diferente forma de las fechas (2/3/90 es el 2 de
marzo de 1990 en Gran Bretaña y el 3 de febrero de 1990 en los Estados Unidos).


Los sistemas de calificación

El sistema estadounidense de calificaciones es múltiple, dándose las siguientes escalas de
forma simultánea:
-grade (calificación a base de la denominación)
-escala literal (a la que normalmente se añaden los signos + y -), ej. A+
-grade point average (calificación numérica de 4 a 0)
-porcentaje (escala de 100 a 0)
-unidades (correspondientes a los créditos ganados con la asignatura)

Además es posible seguir un sistema en el que las únicas calificaciones posibles son las de pass
y fail. También se suele encontrar una escala especial de calificaciones honoríficas. Los
sistemas seguidos son diferentes para la enseñanza media y para la universitaria.

El sistema de calificaciones no es homogéneo y puede darse de forma diferente para cada
centro, el uso de los signos + y – es variable, por ejemplo, a veces no se usan o se usan en parte de la escala.

Como en otros casos de la traducción oficial, dado que los conceptos de la lengua de origen no
existen en la lengua de llegada, el sistema de traducción habría de incluir el préstamo del
término original (sin modificaciones ortográficas) para una identificación exacta de la
calificación del original.

Por ejemplo, si tenemos que traducir en un expediente académico universitario la calificación
C+ : 1) citaremos la calificación original, C+; 2) buscaremos el porcentaje que le corresponde,
88-85 %; 3) y podemos añadir si queremos la calificación que le correspondería en el país de
destino, Muy bueno, con lo que nuestra traducción resultaría: C+ [88-85%, Muy bueno].
Podemos añadir un comentario más a la gran contradicción de tener que ofrecer equivalencias
exactas (requisito de la traducción documental) para conceptos muy subjetivos: las
calificaciones suelen ser mucho más altas en Estados Unidos que en otros países,
independientemente de las escalas aplicadas (que también ofrecen cierto margen de
subjetividad).

Adaptado por T.P. Mercedes Ugarte de Roberto Mayoral Asensio “La traducción jurada de documentos académicos
norteamericanos”

2 comentarios:

  1. Buenos dias,

    Muchas gracias por las reflecciones, fue un artículo muy interesante.

    Un saludo,

    Ben

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, hay una buena lista de recurso para el traductor aquí:

    http://www.justpublish.es/#!recursos/c1wtl

    Un saludo,

    Ben

    ResponderEliminar