miércoles, 26 de mayo de 2010

Práctico morfología verbal 1 corregido

Práctico morfología verbal 1



1. Describa la constitución morfológica de las formas recuadradas.

Respaldara: respald-a-ra-Ø

Busca: busc-a-Ø-Ø

Requería: requer-í-a-Ø

Respaldara:

En la morfología del verbo se distinguen dos elementos constitutivos: la raíz, parte del verbo que contiene la explicación léxica, y un conjunto de morfemas flexivos. Estos aportan significado gramatical, ocupan la posición final en la palabra, son una clase cerrada y son obligatorios para toda la clase de palabra. En este marco constituyen la desinencia que puede desdoblarse en tres segmentos:

La vocal temática es el elemento vocálico inmediatamente adyacente a la raíz que permite diferenciar las conjugaciones. Así, indica que “respaldara” se trata de una forma de la primera conjugación. La VT, a diferencia de los demás segmentos, no añade ningún significado, por lo que es un constituyente de naturaleza morfofonológica similar a los interfijos. De hecho, no solo es relevante en la morfología flexiva, sino también en la derivativa ya los morfemas derivativos son sensibles a ella en un gran número de casos eligiendo la VT de un tema determinado. Esta vocal temática –a- pertenece al tema de pretérito, donde el acento regularmente recae en ella o en el segmento TM, que está acentuada.

El segmento TM es un morfema exclusivamente verbal que aporta dos significados, tiempo (imperfecto) y modo (subjuntivo), en un mismo segmento. Según algunos autores, también presenta información aspectual.

El segmento PN es el segmento que reproduce en el verbo los rasgos de persona (tercera) y número (singular) del sujeto. Es el aspecto en el que más se pudo generalizar. De hecho, hay un juego de desinencias que salvo para la segunda persona, que depende de la variante elegida, es igual para todas.


Si bien comprendo perfectamente la segmentación, conviene señalar qué representa cada segmento.

Lo que hiciste es una segmentación, pero no una descripción. Tendrías que desarrollar qué valor aporta cada morfema. Mencionar qué tipo de morfemas son, básicamente, distinguir el morfema léxico de los flexivos. Se espera que te extiendas un poco en lo relacionado con estos últimos. Es decir, qué es la vocal temática y qué significado aporta, lo mismo para TM y PN.

Es pertinente decir a qué tema pertenece la forma estudiada y alguna consideración acerca del lugar del acento.



2. Argumente a favor de la postulación del segmento VT teniendo en cuenta los derivados deverbales destacados con negrita (colador, proveedores).

colar>colador

proveer>proveedores

col-a-r>col-a-dor

prove-e-r>prove-e-dor

Las consideraciones que suelen tenerse en cuenta para la postulación del segmento VT atienden no solo a la flexión verbal, sino también a la derivación, ya que la vocal temática se manifiesta en ambos casos. De hecho, los morfemas derivativos son sensibles a la VT en un gran número de casos eligiendo la de un tema determinado. Así, algunos sufijos derivativos como –dor se forman con la VT propia del tema de futuro (importa señalar que es la misma que en el infinitivo, para esta observación no se toma en cuenta el acento) que son –a-, -e- e –i- para la primera, segunda y tercera conjugación respectivamente. Esto se demuestra al analizar un ejemplo de cada una de ellas:


col-a-ré- Ø

col-a-rá-s

col-a-rá- Ø

prove-e-ré- Ø

prove-e-rá-s

prove-e-rá- Ø

part-i-ré- Ø

part-i-rá-s

part-i-rá- Ø


Siguiendo este razonamiento, un sustantivo derivado de un verbo de la tercera conjugación a través del sufijo –dor, debería tomar la vocal temática –i-. En efecto, esto es lo que sucede con repart-i-r> repart-i-dor.



3. Explique las irregularidades que se presentan en los paradigmas de los verbos vocálicos destacados (cambiaban, confió).

Estos verbos vocálicos, así llamados porque su raíz termina en una vocal, son irregulares porque la posición que ocupa el acento no es predecible a partir de los principios generales establecidos en la NGLE, es decir, por razones de acento y silabificación. De hecho, confiar es un verbo de diptongo variable cuya silabifiación no es idéntica puesto que a veces contiene diptongo (con.fia.mos)y otras hiato (con.fi.o). Se produce un diptongo cuando la última vocal de la raíz es átona, mientras que se produce un hiato cuando esta es tónica.

En esta gramática estos grupos se amplían con verbos que presentan diptongos o diptongo y hiato aunque su raíz no termine en vocal (bailar y reunir).

Por el contrario, cambiar es un verbo de diptongo fijo, cuya irregularidad radica en el hecho de que, dado que la última vocal de la raíz es átona en toda la conjugación, se forma un diptongo.


cambiar ~ cambiaban

cambi-á-ba-n

cam.bia.ban → diptongo

amar ~ amaban

am-á-ba-n

cambiar ~ cambio

cámbi- Ø-o- Ø

cam.bio→ diptongo

amar ~ amo

ám- Ø-o- Ø

confiar~ confió

confi- Ø-ó Ø

con.fió → diptongo

amar ~ amó

am- Ø-ó Ø

confiar ~ confía

confí-a- Ø-Ø

con.fí.a→ hiato

amar ~ ama

ám-a- Ø-Ø


Vale la pena señalar, de acuerdo con el planteo de la NGLE, que no es previsible el lugar que ocupará el acento en estos verbos si se tiene en cuenta los esquemas regulares que en ella se presentan y que en algunos casos un verbo puede pertenecer a ambos grupos (adecuar, por ejemplo). Es importante decir que se trata de verbos cuya raíz termina en vocal (por lo cual llevan este nombre) y que en esta gramática estos grupos se amplían con verbos que presentan diptongos o diptongo y hiato aunque su raíz no termine en vocal (bailar y reunir). Los verbos de este tipo se asimilan a los dos grupos que nombraste y les cabe la misma explicación.


4. Diga si las formas subrayadas son formas regulares o irregulares. Fundamente. En el caso de ser irregulares explique en qué consiste su irregularidad. (murió, decayó, prefirió, trajo, dispuesto, gimió, tiende, puse, convendría, tengo, digamos, ofrezco, podrá, cuenta)


Morir ~ murió mur- Ø-ió- Ø

Partir ~ partió part- Ø-ió- Ø

La forma verbal “murió” presenta una alternancia vocálica que consiste en un cierre vocálico /o/~/u/ ya que se alterna una vocal con otra más cerrada del mismo timbre. Sucede cuando después de la raíz no hay una /i/ acentuada. Ocurre en la primera y segunda persona del plural del presente del subjuntivo; en todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos variables (“muriera” “muriese”); en todo el futuro del subjuntivo; en las terceras personas del pretérito perfecto simple y en el gerundio.


Decaer ~ decayó deca Ø-yó- Ø

Temer ~ temió tem- Ø-ió- Ø

Forma irregular ya que se produce la consonantización de /i/ del segmento TM. Esta ocurre por cuestiones articulatorias relacionadas con la silabificación. Se encuentra en todo el imperfecto del subjuntivo en sus variables (“decayera”, “decayese”) en todo el futuro del subjuntivo; en las terceras personas del pretérito perfecto simple (decayó, decayeron); y en el gerundio.

El segmento morfológico afectado no es siempre el mismo. De hecho es VT, en decayeron, decayera…, decayese…, decayere… y decayendo, y TM en decayó. Para generalizar, convendría decir cuando a la raíz sigue una desinencia que empieza por un diptongo.


Preferir ~ prefirió prefir- Ø-ió- Ø

Partir ~ partió part- Ø-ió- Ø

Verbo con alternancia vocálica en el cual se produce un cierre vocálico /e/~/i/ ya que se alterna una vocal con otra más cerrada del mismo timbre. Esto ocurre en aquellas formas en las que después de la raíz no hay una /i/ acentuada. Esta irregularidad se encuentra en la primera y segunda persona del plural del presente del subjuntivo; en todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos formas; en todo el futuro del subjuntivo; en las terceras personas del pretérito perfecto simple; y en el gerundio.

En este verbo no siempre que se da la condición de no seguir una /i/ silábica a la raíz se produce la irregularidad, ya que, en casos como prefiero, prefieres, prefiere… ,no hay /i/ silábica y no aparece la irregularidad porque prevalece otra.


Traer ~ trajo

Temer ~ temió tem- Ø-ió- Ø

Esta forma tiene la irregularidad de los pretéritos fuertes, heredada del latín. Los pretéritos regulares son formas débiles, ya que llevan acento en el segmento VT o en el TM. Por el contrario, (1) la primera y la tercera persona del singular del pretérito perfecto simple de este verbo son fuertes, acentuadas en la raíz, lo que le da su nombre a esta irregularidad. Además, (2) estas formas presentan unos segmentos de TM diversos a los de las formas regulares. Al mismo tiempo, (3) los pretéritos fuertes, sin importar la conjugación, presentan la VT que corresponde a la segunda y a la tercera conjugación, es decir que tienen una desinencia común.

La vocal temática de los verbos con raíz /χ/ no va a ser -para la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple, para todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos formas y para todo el futuro del subjuntivo- /ie/ sino /e/ (por lo que la forma correcta es trajeron y no ⃰⃰trajieron).

En esta irregularidad aparece una consonante que no estaba en la raíz. Se encuentra en el todo el pretérito perfecto simple; en todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos formas; y en todo el futuro del subjuntivo.


Disponer ~ dispuesto dispues-to ⃰disponido

Temer ~ tem-i-do

Participio fuerte. Los participios irregulares se llaman fuertes porque coinciden con los pretéritos análogos en presentar el acento en la raíz, a diferencia de los demás participios que son todos débiles, y en ser formas heredadas del latín. En este caso, esta forma no comparta el segmento –do y no presenta VT. Este participio irregular con concurre con otros regulares en la lengua culta de hoy. Cuando esto sucede la forma irregular suele usarse como modificador nominal mientras que la regular se suele imponer en las formas compuestas del verbo.


Gemir ~ gimió gim- Ø-ió- Ø

Partir ~ partió part- Ø-ió- Ø

Forma irregular. Se produce un cierre vocálico /e/~/i/ ya que se alterna una vocal con otra más cerrada del mismo timbre. Esto ocurre en aquellas formas en las que después de la raíz no hay una /i/ acentuada. Esta irregularidad se encuentra en la primera y segunda persona del plural del presente del subjuntivo; en todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos variantes; en todo el futuro del subjuntivo; en las terceras personas del pretérito perfecto simple; y en el gerundio.


Indicativo

Presente
(yo) gimo
(tú) gimes
(él) gime

(nosotros) gemimos
(vosotros) gemís
(ellos) gimen

Pretérito perfecto simple
(yo) gemí
(tú) gemiste
(él) gimió
(nosotros) gemimos
(vosotros) gemisteis
(ellos) gimieron

Imperativo

gime (tú)
gemid (vosotros)

Gerundio

gimiendo

Vocal átona

Vocal tónica

Subjuntivo

Presente
(yo) gima
(tú) gimas
(él) gima

(nosotros) gimamos
(vosotros) gimáis

(ellos) giman

Pretérito imperfecto
(yo) gimiera
(tú) gimieras
(él) gimiera
(nosotros) gimiéramos
(vosotros) gimierais
(ellos) gimieran


Pretérito imperfecto (2)
(yo) gimiese
(tú) gimieses
(él) gimiese
(nosotros) gimiésemos
(vosotros) gimieseis
(ellos) gimiesen


Futuro
(yo) gimiere
(tú) gimieres
(él) gimiere
(nosotros) gimiéremos
(vosotros) gimiereis
(ellos) gimieren

En el parcial, conviene que redactes lo que señalás acertadamente con los colores.

Tender ~ tiende tiend- e- Ø- Ø

Temer ~ teme tem- e- Ø- Ø

Verbo con alternancia vocálica. Forma irregular ya que se produce la diptongación /e/ ~ /ié/, es decir, la alternancia de un diptongo creciente con núcleo silábico /e/ con una vocal. Es una irregularidad condicionada por el acento, dado que afecta las formas fuertes de la conjugación, es decir, al tema de presente, que no tienen PN silábico (hay que tener en cuenta que cero y "-d" del imperativo no son segmentos PN silábicos, pero son considerados como tales por razones históricas.). Por lo tanto, se encuentra en la primera, segunda y tercera persona del singular y en la tercera del plural tanto del presente de indicativo, como del presente de subjuntivo y en la segunda persona del singular del imperativo tuteante.

Poner ~ puseponí

Temer ~ temí tem- Ø-í – Ø

Pretérito fuerte. Los pretéritos regulares son formas débiles, es decir, llevan acento en el segmento VT o en el TM. Por el contrario, (1) la primera y la tercera persona del singular del pretérito perfecto simple de este verbo son fuertes, acentuadas en la raíz, lo que le da su nombre a esta irregularidad. Además, (2) estas formas presentan unos segmentos de TM diversos a los de las formas regulares. Al mismo tiempo, (3) los pretéritos fuertes, sin importar la conjugación, presentan la VT que corresponde a la segunda y a la tercera conjugación, es decir que tienen una desinencia común.

En esta irregularidad heredada del latín hay una gran alteración en la raíz. Se encuentra en el todo el pretérito perfecto simple; en todo el imperfecto del subjuntivo en sus dos formas; y en todo el futuro del subjuntivo.

Convenir ~ convendría convend- Ø-ría-Ø conveniría

Partir ~ partiría part-i-ría-Ø

Condicional sincopado. Tanto el futuro como el condicional del indicativo son de formación romance, generados a partir de perífrasis. De hecho las formas del condicional actuales provienen de la perífrasis con el verbo haber en pretérito imperfecto. Luego, algunos verbos comenzaron a perder la vocal pretónica, aquella que se sitúa antes de la sílaba tónica y que en este marco teórico puede identificarse con la VT, es decir, la /i/ en este caso. Hoy, en algunos verbos, como en convenir, no se mantiene el grupo consonántico resultante de la pérdida de esta vocal en las formas del tema de futuro. Además, en este verbo se produce la epéntesis de /d/. Por lo tanto, en esta forma puede verse la reducción de la VT y la epéntesis de /d/ que afecta a las formas del futuro de indicativo y del condicional.

Tener ~ tengo teng-Ø-o-Ø

Temer ~ temo tem-Ø-o-Ø

Verbo con alternancia consonántica. Forma irregular ya que se produce la epéntesis de /g/ cuando a la raíz sigue una /o/ o una /a/. Esto ocurre en la primera persona del singular del presente de indicativo y en todo el presente del subjuntivo. Esta irregularidad prevalece sobre la de diptongación en algunos casos, como en tienes, tiene, tienen.

Decir ~ digamos dig-Ø-a-mos ⃰decamos

Partir ~ partamos part-Ø-a-mos

Forma irregular. Se produce la alternancia /s/ - /θ/ ~ /g/ y el cierre vocálico /e/~/i/, ya que se alterna una vocal con otra más cerrada del mismo timbre. Las formas en las que ocurren simultáneamente ambas irregularidades son la primera persona del singular del presente del indicativo y a todo el presente del subjuntivo.

Ofrecer ~ ofrezco ofrezc-Ø-o-Ø

Temer ~ temo tem-Ø-o-Ø

Verbo con alternancia consonántica. Forma irregular ya que se produce la epéntesis de /k/ cuando a la raíz sigue una /o/ o una /a/. Esto ocurre en la primera persona del singular del presente de indicativo y en todo el presente del subjuntivo.

Poder ~ podrá pod-Ø-rá-Ø poderá

Temer ~ temerá tem-e-rá-Ø

Futuro sincopado. Tanto el futuro como el condicional del indicativo son de formación romance, generados a partir de una perífrasis. En realidad, las formas de futuro actuales provienen de la perífrasis con verbo haber en presente, por ejemplo cantar he>cantaré. Luego, algunos verbos comenzaron a perder la vocal pretónica, aquella que se sitúa antes de la sílaba tónica y que en este marco teórico puede identificarse con la VT, es decir, la /e/ en este caso. Por lo tanto, en esta forma puede verse la reducción de la VT que afecta a las formas del futuro de indicativo y del condicional.

Contar ~ cuenta cuent-a-Ø-Ø

Amar ~ ama am-a-Ø-Ø

Verbo con alternancia vocálica. Forma irregular ya que se produce la diptongación /o/ ~ /ué/, es decir, la alternancia de un diptongo creciente con núcleo silábico /e/ con una vocal. Es una irregularidad condicionada por el acento que afecta las formas fuertes de la conjugación, es decir al tema del presente, que no tienen PN silábico (no olvidar las excepciones, o, mejor, explicar qué se entiende por “PN silábico”). Por lo tanto, se encuentra en la primera, segunda y tercera persona del singular y en la tercera del plural tanto del presente de indicativo, como del presente de subjuntivo y en la segunda persona del singular del imperativo tuteante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario