jueves, 7 de octubre de 2010

Tiempo Lingüístico




Significado fundamental de los tiempos simples y compuestos del indicativo

©         Presente: establece una relación simple de coexistencia con el acto de la palabra. Se utiliza para verdades eternas, para  realidades que se entienden como constantes o de duración indefinida.

©         Pretérito: señala la relación simple de anterioridad del atributo al acto de la palabra.
Bello diferencia los verbos desinentes de los permanentes:
          Desinentes: su atributo, por el hecho de haber llegado a su perfección, expira (nacer y morir).
          Permanentes: su atributo persiste durando (ser, ver, oír).
Esta diferenciación es relevante porque al combinarse con las formas de pretérito y copretérito, cambia el resultado. En efecto, si se trata de un verbo desinente, se entiende que toda la duración del evento pertenece al pretérito. Por el contrario, si es permanente, el pretérito denota la anterioridad de aquel solo instante en que el atributo ha llegado a su perfección.

©         Futuro: indica la relación simple de posterioridad del atributo al acto de la palabra.

©         Copretérito: establece una relación doble de coexistencia del atributo con algo que es anterior al acto de la palabra.

©         Pospretérito: señala una relación doble de posterioridad con respecto a algo que es anterior al acto de la palabra: «Los profetas anunciaron que el Salvador del mundo nacería de una virgen»: el nacer es posterior al anuncio, que es cosa pasada.

©         Antepresente: marca una relación doble de anterioridad con respecto a algo coexistente con el acto de la palabra. Es decir que tendría relación con algo que todavía existe, que iría envuelta en el verbo alguna relación a lo presente. Hay que deducir del texto qué es lo que aún tiene efectos o consecuencias sobre el presente.

©         Antepretérito: determina una relación doble de anterioridad inmediata con respecto a algo que es anterior al acto de la palabra: Cuando hubo amanecido, salí.

©         Antecopretérito: significa que el atributo es anterior a otra cosa que tiene la relación de anterioridad respecto del momento en que se habla, pero mediando entre las dos cosas un intervalo indefinido. «Los israelitas desobedecieron al Señor, que los había sacado de la tierra de Egipto». Aquí Bello busca establecer la relación triple a través de una explicación un tanto forzada: “podemos concebir en el anterior ejemplo tres cosas: sacar, haber sacado y desobedecer. El fin del sacar es necesariamente el principio del haber sacado. Y como había sacado es un copretérito de la frase verbal haber sacado, que podemos considerar como un verbo simple, el desobedecer se representa como coexistente con una parte cualquiera de la duración de haber sacado, y por consiguiente es indeterminado el intervalo entre el sacar y el desobedecer.

©         Antefuturo: indica una relación doble de anterioridad con algo que es posterior al acto de la palabra.

©         Antepospretérito: entabla una relación triple de anterioridad a algo que es posterior con respecto a algo que es anterior al acto de la palabra. «Díjome que procurase verle pasados algunos días; que quizá me habría hallado acomodo»; hallar, anterior a procurar; procurar, posterior a decir, pretérito.







Significado fundamental de los tiempos simples y compuestos del subjuntivo


indicativo
subjuntivo
Presente
Canto
Cante
Futuro
Cantaré
Pretérito
Canté
Cantara/cantase
Copretérito
Cantaba
pospretérito
Cantaría

è En el subjuntivo común no hay más que dos formas simples correspondientes a las cinco del indicativo: cante, presente y futuro; cantase o cantara, pretérito, co-pretérito y pos-pretérito.

*        Presente:
No percibo que alguien venga por el pasillo.
Percibo que alguien viene por el pasillo. → se comprueba que es presente sacando el elemento que induce la aparición del subjuntivo.

*         Futuro:
Dudo que (mañana) lleguen temprano.
Sé que llegarán temprano.

*         Pretérito:
Muchas personas creen que no es posible que los estadounidenses llegaran a la luna en 1969.
Muchas personas creen que los estadounidenses llegaron a la luna en 1969.

*         Copretérito:
No sentí que alguien viniera por el pasillo.
Sentí que alguien venía por el pasillo.

*         Pospretérito:
No era seguro que después solucionaran el problema.
Dijeron que después solucionarían el problema.



indicativo
subjuntivo
Antepresente
He cantado
Haya cantado
Antefuturo
Habré cantado
Antepretérito
Hube cantado
----------------------------------------
Antecopretérito
Había cantado
Hubiera/hubiese cantado
Antepospretérito
Habría cantado

*        Antepresente:
No es verdad que ellos hayan estado presentes siempre que los hemos necesitado.
Es verdad que ellos han estado presentes siempre que los hemos necesitado.

*        Antefuturo:
No es seguro que para cuando vuelvas hayan arreglado la cerradura.
Es seguro que para cuando vuelvas habrán arreglado la cerradura.

*        Antecopretérito:
No se notaba que por allí hubiera pasado el presidente.
Se notaba que por allí había pasado el presidente.

*        Antepospretérito:
No es seguro que para cuando llegaran los turistas se hubiera pintado el techo.
Me prometió que para cuando llegaran los turistas se habría pintado el techo.

***

Significados metafóricos

1) a. Usar el presente para significar pretérito y copretérito. Esto supone una alteración e toda la temporalidad y, por lo tanto, el futuro reemplaza al pospretérito; el antepresente al antepretérito. Esto permitiría expresar con más viveza los recuerdas y dar más animación y energía a las narraciones.

b. Usar el presente para significar futuro. Hay una relación de posterioridad que se cambia por una de coexistencia para dar más viveza y color a la concepción de las cosas futuras, y para significar la necesidad de un hecho futuro, y la firmeza de nuestras determinaciones. Dícese por ejemplo, anunciando simplemente una cosa: «El baile dará principio a las ocho»; pero si queremos exprimir la certidumbre del hecho, sustituiremos el presente al futuro: «El baile da principio a las ocho». Así como el futuro se significa por el presente, el pospretérito se transforma en copretérito: «Yo iba ayer al campo, pero amanecí indispuesto, y tuve que diferir la partida»; iba significa, no la ida real, sino la determinación fija de ir, como si se dijese: Estaba dispuesto que yo iría.

2) Usar el futuro para significar presente. La relación de posterioridad se emplea metafóricamente para significar la consecuencia lógica, la probabilidad, la conjetura. Las formas cantaré, cantaría, habré cantado, habría cantado, pierden así su valor temporal en cuanto a la relación de qué hablamos: el futuro pasa a presente; el pospretérito a pretérito o copretérito; el antefuturo a ante-presente; y el antepospretérito a antecopretérito. El verbo se despojará de aquella fuerza de aseveración que caracteriza a las formas del indicativo, y en vez de afirmar una cosa como sabida por nuestra propia experiencia o por testimonios fidedignos, la presentará, mediante la imagen de lo futuro, como una deducción o conjetura nuestra, a que no prestamos entera confianza.
                Usamos de esta misma trasposición para significar sorpresa o maravilla: “¿Será posible que…?”Encarecemos la admiración, expresándonos como si dudáramos de aquello mismo de que en realidad estamos persuadidos.  En las oraciones interrogativas es frecuente esta trasposición del presente al futuro: «¿Quién habrá traído la noticia?»

3) a. Usar el pretérito para significar presente.  Se emplea una relación de anterioridad que se hace signo de la negación implícita. Por ejemplo, si decimos “si tuviera plata, me compraría un auto” (PRESENTE), introducimos una relación de anterioridad e insinuamos que no tengo o no tendré plata y que, por tanto, no me compraré el auto. Lo mismo sucede si decimos “Si hubiera tenido plata, me habría / hubiera comprado un auto” (PRETÉRITO).

b. Usar el pretérito para significar presente para expresar modestamente lo que de otra manera parecería tal vez aventurado o presuntuoso, como dando a entender que no tenemos por cierto aquello mismo de que en realidad estamos persuadidos. Por ejemplo en “¡Caramba, no está mal este lugar! Yo mismo podrá venir al camión del viejo Harpad a preparar mis clases” la negación implícita da a la sentencia un tono de moderación y de buena crianza.

c. Modo optativo con negación implícita. En estos casos la relación de anterioridad indica que tenemos por imposible o por inverosímil aquello mismo que parecemos desear o conceder, como en «Plega a Dios que sus fatigas sean recompensadas». En este sentido optativo de negación implícita el copretérito refiere los deseos a tiempo presente o futuro, y el antecopretérito a tiempo pasado.

e. Modo optativo con estructura condicional. Damos a veces a la oración optativa una estructura condicional valiéndonos de los verbos querer, desear, etc.; y empleamos entonces la negación implícita para expresar nuestros deseos con urbanidad y modestia: “quisiera hablar con usted a solas”. Este quisiera es condicional de negación implícita; pero se calla la hipótesis, que se expresa en el ejemplo siguiente: “querría hablar con usted a solas”.

***
Significados secundarios

Del significado propio y fundamental de las formas indicativas se derivan los secundarios, por medio de ciertas trasformaciones sujetas a una ley constante.

1. Uno de ellos es peculiar de las formas que envuelven relación de coexistencia (presente, copretérito, antepresente, antecopretérito), y consiste en prestar sus formas al subjuntivo hipotético, precedido del condicional si. Entonces, además de su valor primitivo, admite otro, en que el presente pasa a futuro, y co a pos: el presente canto se hace futuro; el copretérito cantaba, pospretérito; el antepresente he cantado, antefuturo; y el antecopretérito había cantado, antepospretérito. Obsérvense los siguientes ejemplos:

          Si ella llega (FUTURO) temprano, la podremos acompañar.
          Si para la próxima semana ya ha venido (ANTEFUTURO) la boleta, pagaremos.
          Te dije que si eso sucedía  (POSPRETÉRITO), habría problemas.
          Me indicó que si eso sucediese (POSPRETÉRITO), me fuese / vaya.


2. Otro uso secundario del indicativo, a que se prestan las formas que envuelven relación de coexistencia, y no otras, y que tiene mucha semejanza con el anterior, es aquel en que se declara con ellas el objeto de una percepción, creencia o aserción; como lo manifiestan los ejemplos:

          Cuando sientas (FUTURO – significado fundamental) que sube (FUTURO – significado secundario) la voz, llámale la atención. la forma “sube” significa tiempo futuro respecto del momento en que se habla.
          Me dijo que cuando sintiera (POSPRETÉRITO – significado fundamental) que le subía (POSPRETÉRITO –significado secundario) la voz, le llamará la atención. el sentir es ahora un pospretérito, porque significa una acción futura respecto del decir, que con respecto al momento en que se habla es cosa pasada. Luego el copretérito de indicativo (“subía”) tiene aquí el valor de pospretérito.
          Cuando sientas (FUTURO) que le ha subido (ANTEFUTURO) la voz, llámale la atención.
          Me dijo que cuando sintiera (POSPRETÉRITO) que le había subido (ANTEPOSPRETÉRITO) la voz, le llamara la atención.

1 comentario:

  1. Muchas gracias, no te imaginas lo útil que nos resultan tus notas, en esta etapa de estudiantes. Chapeau!!!

    ResponderEliminar